Hoy viajamos hasta un pueblo abandonado hace unos cuantos años, se trata de Las Casillas de Bezas, cerca de la laguna de Bezas y muy cerca también de las trincheras que os enseñé en otro artículo. Las casas están construidas, como no, con piedra caliza del entorno y todas tienen un pequeño corral como acceso presidido por grandes portones de madera…

Llegar allí es como viajar al pasado, ni un coche, ni asfalto, ni un cable, sólo silencio y casas deshabitadas, la mayoría derruidas…

Así eran las calles de un pueblo…

Dentro de las casas todavía quedan viejas sillas de madera y hasta alguna cocinilla, además las paredes están pintadas con el típico azulete de la zona…

Y hasta a lugares tan lejanos, la primavera siempre llega…

Saludos

Anuncios

»

  1. agustin dice:

    josé,
    tus fotos exprimen bien “le poids du silence”
    impresionante !!
    como siempre
    gracias

    Me gusta

  2. RuB3N dice:

    Estos dias de Semana Santa tuve la oportunidad de ver “in situ” lo que nos habias enseñado antes en foto y la verdad es que es un paisaje impresionante.

    Impresiona ver la soledad de un lugar que hace 25 años, que tampoco es tanto, estaria habitado, y ahora en cambio se encuentra enmedio de la nada.

    Me gusta

  3. josebezas dice:

    Rubén, fuisteis,pero no visteis lo más espectacular que son las trincheras que hay cerca de las Casillas, bueno,para la próxima…

    Me gusta

  4. ignacio dice:

    en esta ardea nacio mi padre

    Me gusta

  5. Álvaro dice:

    que recuerdos me trae esta aldea de cuando yo era joven…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s