En este artículo os voy a enseñar una rambla misteriosa, que se esconde y aparece a su antojo y que apesar de llevar más caudal que el propio río de Bezas sólo llega a él en contadas ocasiones.
Salimos desde Bezas y en los primeros kilómetros ni rastro de agua…

Tras unos 2 kilómetros entre sabinares mezclados con pinos de 3 las especies de la zona y alguna carrasca cambia la litología pasando de un terreno calcáreoa las cuarcitas silíceas sobre las que el pinar de rodeno predomina. Es entonces cuando por sorpresa el cauce comienza a tener agua, a pesar de que estamos ascendiendo.

a 50 metros de donde comenzaba a haber agua el caudal ya es importante

y a medida que ascendemos el agua hasta nos impide cruzar la rambla,aunque eso para Thor no es ningun problema

Pero esta rambla aún guarda otro secreto, una cascada “el Saltillo” que a pesar de llevar un caudal bastante pobre es un regalo para la vista

Saludos

Anuncios

»

  1. Antonio dice:

    Buen reportaje Jose¡¡¡¡

    Me gusta

  2. caimodorro dice:

    Cuantos parajes por descubrir.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s