Hola a todos. Hace unos días me acerqué hasta la zona limítrofe de las comarcas del Maestrazgo y Sierra de Gudar, concretamente hasta la Sierra del Rayo para hacer una de las cosas que más me gustan, observar y fotografiar tormentas. Esta zona es junto con los Pirineos la de mayor cantidad de tormentas anuales de España, muchas de ellas severas y en ocasiones acompañadas de tornados, de ahí le viene el acertado nombre a esta sierra turolense. Ese día, sin embargo, las tormentas no se formaron justo encima de la citada sierra sino un poco más al Norte. Curiosamente era el único lugar de la península donde estaban creciendo tormentas y todas ellas además del mismo punto, desde el cual se iban desplazando hacia el Noreste a la vez que iban haciéndose más extensas e intensas. Así, se podían ver a la vez varias células convectivas en diferentes fases, algo que os voy a intentar explicar en este artículo…

En primer lugar os dejo una imagen del radar de aquella tarde en la que se pueden ver perfectamente 3 nucleos de mayor reflectividad (es decir, zonas en las que las precipitaciones eran más intensas y que en la imagen aparecen pintadas con colores más cálidos). La flecha negra dibujada indica la dirección que tomaban las tormentas y el punto rojo indica el lugar desde el que están tomadas las fotografías que os pongo a continuación.

En esta primera fotografía podeis ver en la parte izquierda pequeños cúmulos que comienzan a crecer y que posteriormente se unirán para formar una gran célula convectiva, mientras que en la parte derecha ya se puede observar un gran cumulonimbo cuya formación partió del mismo lugar donde aparecen los cúmulos de menor tamaño…

Para el que no esté muy puesto en el tema, los cúmulos tienen diferentes nombres dependiendo de su tamaño o su disposición y son el punto de partida para la formación de los grandes cumulonimbos, responsables de las tormentas. En las fotografías siguientes se puede observar la diferencia entre ambos tipos de nubes (aunque en realidad son diferentes fases de una misma nube). Aquí teneis un cúmulo que está apunto de pasar a ser un cumulonimbo, a estas nubes se les llama cúmulus congestus, son las nubes que aparecen en la fase de formación de las tormentas y su estructura en forma de coliflor los delata…

Unos instantes después, este gran cúmulo siguió creciendo y la parte superior, al llegar a una zona donde las condiciones ya no le permitían crecer más empezó a perder esa forma de coliflor, presentando una “textura” más fibrosa, lo que indicaba que ya se trataba de un cumulonimbo. Aquí podeis ver ambos tipos de nubes, aunque no lo parezca la nube de la parte superior derecha es la misma de la foto anterior transcurridos unos pocos minutos…

Estos cumulonimbos, al no poder seguir creciendo hacia arriba, se expanden por la zona superior tomando forma de yunque. Esto ya corresponde a la etapa de madurez de la tormenta y es en esta fase cuando se producen los chubascos y ráfagas de viento más intensos. En esta foto podeis ver la parte superior del cumulonimbo “retorciéndose” hacia abajo y a los lados al no poder subir mñas alto en la atmósfera..

Y en esta otra se ven perfectamente los dos mayores núcleos convectivos que se observaban en el radar, con la característica forma de yunque. A estas nubes se les llama cumulonimbus capillatus…

La última fase de la tormenta es la de disipación, en ella las nubes van perdiendo su estructura ya que van desapareciendo las corrientes ascendentes que crearon las crearon y las lluvias van perdiendo intensidad. Aquí podeis ver cómo la nube va perdiendo consistencia hacia la parte derecha

Pero no todo iba a ser observar la tormenta desde la lejanía, así que me dirigí hacia ella para fotografiarla más de cerca. Aquí la teneis desde el puerto de Cuarto Pelado, la verdad es que no sólo la tormenta era espectacular, el resto del paisaje no se quedaba atrás…

Y todavía un poco más de cerca, casi debajo de la tormenta era el momento de sacar la cámara y disfrutar del espectáculo…

Ya de vuelta a casa había que echar una última mirada atrás para despedirse de la tormenta desde los altos de la Sierra del Pobo…

Espero no haberos dormido con la explicación. Otro día más y mejor.

Saludos

 

Anuncios

»

  1. vetusta dice:

    Igual es porque tengo debilidad por las tormentas pero me han encantado tus fotos, dan ganas de meterse en un cumulonimbo a ver que hay dentro y olvidarse de todo…

    Me gusta

  2. Impresionante explicación y mejores fotos. Gracias por toda esta información. un saludo

    Me gusta

  3. uge dice:

    muy buenos los cumulonimbos. yo este año me dió algunos días por fotografiar rayos, no se si viste el articulo en la revista de asafona de julio. creo que son los mejores dias fotograficos, aunque para la gente sea dificil de entender la atracción que tenemos por las tormentas

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s