Hola a todos. Si hace unos meses os enseñaba a los duendes del bosque vestidos para el invierno hoy os traigo alguna foto que he podido tomar este verano, con los mismos protagonistas, pero esta vez con su característico pelaje de verano.

En esta estación del año los corzos tienen su época de celo y aunque no es fácil observarlos ya que durante los días cálidos esperan a la caida del sol para salir a comer, es posible escuchar sus ladridos, sobre todo al amanecer, si nos acercamos a las zonas más frescas y húmedas de la sierra.

 

Como podeis ver, mientras que en el invierno, los corzos presentan un pelaje grisáceo muy tupido, el pelo del verano es mucho más corto y con tonos pardos….

 

Otro dia más.

Saludos

Un comentario »

  1. gabriela dice:

    Hermosos animales, y esa mirada alerta es espectacular porque da la impresión de que van a desaparecer de pronto, entre los matorrales.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s